Añada abanicosartesanos.com a su lista de favoritos Comentarios sobre abanicosartesanos.com Mapa del sitio  
 
 
 
LAS CLAVES SOBRE LA ARTESANÍA DE LOS ABANICOS
 
 
 
 



Imagen:
Abanico " Vall Tierra"
Disponible en elAbanico.com
 
 
  Breve historia del abanico.  
 
Se tiene conocimiento del uso de este útil objeto por parte de los egipcios, babilónicos, persas, griegos y romanos, gracias a la aparición del mismo en las representaciones artísticas de estos pueblos. En China la tradición se remonta a tiempos del emperador Hsien Yuan, alredor del año 2697 a. C. En Occidente, durante la Edad Media, el abanico o "flabelum" pasa a formar parte de la liturgia cristiana, empleándose en la consagración para proteger la Eucaristía de los insectos y refrescar al celebrante. El abanico era también conocido por incas y aztecas, como demuestran los presentes de Moctezuma a Hernán Cortés entre los que figuraban seis abanicos de plumas.

Es en el siglo XV cuando el abanico comienza a popularizarse gracias a su incursión en el mercado europeo donde se adaptó y comenzó a fabricarse el modelo plegable. Concretamente Francia fue el país donde apareció el abanico europeo en su plenitud durante el reinado de Luis XV si bien se considera que fue introducido por Portugal procedente de Asia.

En el siglo XVII, tanto en Madrid como en Sevilla, encontramos nombres de artesanos de abanicos. En Madrid figuran Juan Sánchez Cabezas, Francisco Álvarez de Borja y Jerónimo García, destacando como pintor de abanicos Juan Cano de Arévalo, a caballo entre los siglos XVII y XVIII. De Sevilla son Carlos de Arocha, José Páez y Alonso de Ochoa.

En el siglo XVIII, Valencia se consolida como centro productor, donde existía un gremio de artesanos abaniqueros. A partir de entonces, y ya en el siglo XIX se fortalece la industria del abanico en el Levante español como una de las primeras de Europa hasta hoy en día, donde Valencia cuenta con una floreciente industria abaniquera que exporta a todo el mundo siempre fiel a la auténtica tradición artesana.